LA PATRULLA ESTELAR DE ANDRE NORTON

viernes, 8 de septiembre de 2017


Sinopsis: Starfire, nave de la Patrulla Estelar, consigue aterrizar de emergencia en un planeta muy alejado de los zonas conocidas por los patrulleros y que no aparece en sus cartas de navegación.

Toda la tripulación superviviente se ve obligada a considerar dicho mundo como su nuevo hogar, pues la nave está destrozada y es imposible cualquier tipo de reparación. Hasta ese momento de necesidad vital, la tripulación había estado dividida en dos grupos separados: los oficiales y los exploradores. Entre estos últimos conviven no solo humanos, sino otras razas que son calificadas, con cierto desprecio, como bemmies (procede de BEM: Bug-eyed-monsters).

Pronto ambos grupos habrán de aprender a apartar su diferencias para poder sobrevivir en el nuevo mundo que de entrada les depara dos sorpresas: los animales autóctonos reconocen la vida humana y la Starfire no es la única nave que se ha estrellado en ese planeta...






Para cuando Andre Norton publica por primera vez La Patrulla estelar (Star Rangers o The last planet) en 1953, ya tenía una buena cantidad de obras en el mercado, pues hay que tener en cuenta que esta escritora comienza a ser editada en los años treinta y no en revista de género, una fórmula muy habitual en la época, sino en editoriales y bajo forma de libros.


Este es el primer libro que me leo de esta autora y he de confesar que no lo imaginaba así, pero me ha sorprendido para bien. Acostumbrada como estoy a adorar la space-opera clásica de autoras como Leigh Brackett y Catherine L. Moore, tenía la clara idea de que Norton me iba a ofrecer más dosis de este mismo de ciencia-ficción trepidante y llena de acción, plena de sentido de la maravilla, no en vano había dos condicionantes para hacerme pensar así: el primero, que la misma Norton adoraba a las otras dos damas de la space-opera citadas y el segundo que ella llevaba la etiqueta (odio estas cosas) de autora de ciencia-ficción primaria para público juvenil. Sin embargo, para mi gran regocijo, Norton no solo creó con su Patrulla estelar una entretenida novela de acción galáctica, sino que también la dotó de una profundidad reflexiva, de una crítica social que ahonda en dos temas muy recurrentes en gran parte de su obra:

-El outsider o marginado social, que no es aceptado por la sociedad más convencional. En esta novela representado por el grupo multiracial de los exploradores. Tengo debilidad por este tema, yo misma como autora suelo usarlo en mis historias.


-Su rechazo hacia la tecnología abogando por un mundo más sencillo y en el que la naturaleza cobre un papel más preponderante. Otro tema que me llega al alma.




Es esta una historia sencilla, contada desde el principio con Kart, jefe de exploradores como protagonista principal. Pese a ser humano, Kart profesa una amistad incondicional hacia sus compañeros bemmies de distintas razas: los reptilianos zacatanos, los seres-pájaros trystianos, los faltharianos... Todos ellos seres de un gran potencial sensitivo y telepático, como le pasa al propio humano Kart. Este grupo de amigos exploradores deberán luchar una batalla contra el arturiano Joyd Cummi y el régimen dictatorial que ha instaurado. El propio Cummi es parte de la tripulación de una nave civil que como la Starfire cayó en el nuevo y desconocido mundo. Cummi y sus partidarios más afines controlan al resto de los supervivientes de la nave que ahora habitan una abandonada ciudad, altamente tecnológica. Aunque, desde luego, la ciudad, no es la única sorpresa que nos depara este planeta.

Como ya he dicho, es una historia que se lee rápidamente con una prosa sencilla que nos ayuda a conocer a la perfección la profundidad de los personajes y al mismo tiempo nos brinda acción al estilo de la más pura y atractiva novela del oeste (Norton adoraba las novelas de western). Acompañamos a Kart y el resto del grupo en el viaje de exploración de este mundo que en principio se nos antoja virgen y salvaje, como el oeste norteamericano, pero que pronto nos va a ofrecer mucho más.


Es también un canto a la integración, algo que me ha llamado la atención poderosamente y me ha hecho admirar más aún a esta autora. Hay que tener en cuenta, de nuevo, el año de publicación de la novela 1953, y fijarnos más aún en el momento histórico de EEUU, patria de Norton, pues están a punto de entrar en juego con fuerza los movimientos por los derechos civiles de los afroamericanos (concretamente se considera que comienzan 1955 con el incidente protagonizado por Rosa Parks, el boicot de los autobuses Montgomery). El hecho de que Norton defienda esa unión de razas en su novela, es algo de elogiar. Además, me ha traído a la memoria a mi querida serie clásica Star Trek que habría de nacer más de diez años después de esta gran novela.

Por supuesto, como antes indique, también me ha enamorado la crítica que la autora vuelca contra lo puramente tecnológico, lo mecánico, alejado de todo lo natural, del alma humana más exploradora y aventurera, ávida de abrir nuevas fronteras y no estancarse en ciudades frías sin un futuro abierto a viajar más allá, descubrir nuevas fronteras. Sí, lo sé, esto también es muy de Star Trek.

Solo puedo terminar diciendo que desearía ser un bemmy más del grupo de exploradores, como desearía ser una marciana del Marte de Brackett o compañera del genial Northwest Smith. 


ANDRE NORTON, LA GRAN DAMA DE LA CIENCIA-FICCIÓN Y FANTASÍA

domingo, 2 de julio de 2017



   Debo confesar, con vergüenza, que tenía a esta autora desde hace mucho pendiente en mi lista de pioneras de la ciencia-ficción por leer. Mi queridísmo y erudito amigo Alfredo (librero de Opar y colaborador de la editorial Valdemar), me había hablado de ella elogiando sus obras. Hace tiempo ya traté de encontrar alguno de sus libros más representativos en castellano, pero conseguirlos con una traducción decente es más ciencia-ficción y fantasía que la que propiamente escribió esta autora.


   Andre Norton quedó en mi lista de "ya te pillaré o tendré que esforzarme y leerte en inglés" y pasaron muchos años hasta que volví a tropezar con ella, por fortuna. Fue solo hace unos meses, leyendo el magnífico prólogo de la antología de cuentos de autoras de ciencia-ficción Mujeres y maravillas. En aquel recorrido por las grandes autoras de la ciencia-ficción anglosajona estaba ella, claro, y yo sentí que se me encogía el corazón al leer lo que resaltaban de su obra. Resumido, una gran autora de ciencia-ficción y fantasía que había sido bastante despreciada por sus colegas (casi todos hombres) escritores de género debido a que la mayoría de su producción literaria estaba destinada a un público juvenil. Como escritora de ciencia-ficción odio profundamente este tipo de menosprecio, puesto que considero, más que necesario, que se trabaje y se publiquen obras de ciencia-ficción básicas destinadas a un público juvenil, más allá del adulto, y que se propicie de esta manera el aumento de los aficionados a esta literatura. Los lectores de ciencia-ficción, por desgracia, no somos una gran multitud y no conseguiremos aumentar nuestra masa si no contamos con nuevas generaciones jóvenes que se sientan atraídas por este tipo de historias y no cohibidas por creer que es una literatura demasiado hard o extraña. Crear ciencia-ficción juvenil supone invertir en algo que amas y que quieres que perviva y aumente.


   Pese a ser menospreciada por muchos escritores de ciencia-ficción, se hizo imposible no reconocer el importante trabajo de esta señora y en 1977 fue la primera mujer galardonada con el Gandalf Grand Master of Fantasy Award por la World Science Fiction Society y en 1984 el Nebula Grand Master Award.Y a mí se me hizo imposible no tratar de leerla de una vez y aprovechar para adoptarla y darla a conocer por medio del proyecto "Adopta una autora". Admito que en un primer momento tenía la intención de adoptar a mi amada C.L. Moore (por favor, que alguien la coja y la trate como se merece), pero puesto que de esta dama ya había leído mucho y nada de Norton, me decidí por empezar dándome a conocer yo misma a una nueva autora. De momento solo he leído La patrulla estelar y tengo pendiente tres cositas más suyas que he conseguido, a la espera de poder hacerme con algo de su emblemática saga Witch World. Dicha saga de treinta libros son historias cercanas a la espada y brujería, más que a la ciencia-ficción y donde las "perversas" protagonistas son mujeres que quieren preservar a toda costa su virginidad para no perder sus poderes. Sin duda todo un ejercicio contra los prejuicios machistas que Norton tuvo que soportar al ser ninguneada por escribir género fantástico, en un mundo eminentemente dominado por  hombres.No en vano desde sus primeras novelas juveniles de aventuras y ciencia-ficción optó por el pseudónimo masculino Andre Norton, cuando su nombre real era Alice Mary Norton. Ella misma admitía que en los años treinta, cuando empezó a escribir sus novelas juveniles, se hacía más fácil ser leída si el público lector, principalmente masculino, asumía que se trataba de un autor.


   Muchos son los elementos que me han sorprendido al adentrarme en esta autora, tanto a la hora de conocer datos biográficos, como más puramente literarios. En lo biográfico es importante saber que ejerció el trabajo de bibliotecaria durante muchos años, especialmente en la sección infantil y juvenil, lo que debió, sin duda, motivarla para desear acercar la ciencia-ficción a ese sector del público. Intentó ejercer de librera (profesión de una servidora desde hace más de veinte años) y en 1941 compró una librería llamada Mistery House (bonito nombre, si alguna vez tengo una en propiedad la llamaré así) que por desgracia tuvo que cerrar para volver al trabajo de bibliotecas públicas. Tenía no más de 22 años cuando empezó a escribir y hasta la fecha de su muerte, el 17 de marzo de 2005 con 93 años, escribió 130 obras de diversas materias, aunque la mayoría de fantasía y ciencia-ficción, y 100 relatos cortos. Desde luego, toda una autora prolífica y una pena que de ella en España actualmente no exista nada en catálogo.


   Este es solo un pequeño esbozo de una gran mujer escritora de género fantástico cuyo legado ha influido a otras autoras que yo amo profundamente como C.J. Cherryh, Lois McMaster Bujold... Una mujer de la que espero seguir hablando y descubriendo (para mí beneficio y para el de todos) en próximas entradas. La siguiente será la reseña de La patrulla estelar, una space-opera que me ha sorprendido por su mensaje humano. Mientras tanto os ofrezco el saludo de los buenos exploradores de la Patrulla Estelar: ¡Cielos despejados!


 



x

YA A LA VENTA CUENTOS DEL MAÑANA...

lunes, 17 de abril de 2017

Ya a la venta Cuentos del mañana para ayer. Pídelo en tu librería o cómpralo a través de nuestro blog y llévatelo dedicado


¡Hola, buena gente! Como os podéis imaginar esta es una nueva entrada que me hace muy feliz y que cuelgo en mi abandonado blog que espero volver a reflotar en cuanto solucione unos conflictos y proyectos de mi actual existencia. Este blog nació hace ya un par de años con el primer objetivo de publicitar mi libro Azul, el poder de un nombre. Samidak, y también de paso comentaros mis lecturas. Nunca pensé que iba a conocer a gente tan simpática y especial con la que compartir mis mundos, así que muchas gracias de corazón a tod@s los que me habéis seguido y apoyado dentro y fuera de la blogesfera. Espero seguir contando con vosotr@s y seguir conociendo más  amig@s. 

Título:  Cuentos del mañana para ayer
Autora: Begoña Pérez Ruiz
Editorial: Éride
ISBN: 9788416947362
Número de páginas: 138
PVP: 11.95 €

"Este libro es una sencilla colección de cuentos y microcuentos de género fantástico, casi todos de ciencia-ficción. No son una ventana por la que asomarse al futuro. El futuro será glorioso, pero no en este mundo y probablemente no para la raza humana. Estos cuentos son para el ayer, provienen de la ciencia-ficción clásica, unas historias del mañana que puedes disfrutar hoy, y en ellas encontrarás, entre otras cosas: las distintas escuelas filosóficas de una terrible y poderosa raza extraterrestre, el peor restaurante del universo, un cíborg especial tratando de entender lo único, una mariquita azul, la inmortalidad, una horrible solución muy necesaria...
¡Bienvenidos a mi ayer que es mi mañana dentro de  mis mundos!"



-Cómpralo en tu librería habitual y si no lo tienen puedes solicitárselo sin problema, nuestro libro cuenta con una buena distribución editorial a nivel nacional, aunque se encuentre con más facilidad en Madrid y Barcelona. 

o...


- Cómpralo mediante nuestro BLOG:


Os lo mandamos fácilmente por correo en un plazo de 3 días tras recibir el dinero. Además si lo compráis a través del blog, lo recibiréis dedicado por la autora y con marcapáginas .  Las opciones para el envío son:

¡HASTA EL 21-5-17 (PRIMERA PRESENTACIÓN EN MADRID) GASTOS DE ENVÍO GRATUITOS! (ENVÍO NORMAL)


-Envío Normal  (11.95 € libro + 2 € de gastos de envío) TOTAL: 13.95
-Envío Certificado  (11.95 € libro + 4 € de gastos de envío) TOTAL: 15.95
 (este tipo de envío suele ser más rápido y permite seguir el estado del paquete con un código de Correos)

TARIFAS SÓLO VÁLIDAS DENTRO DEL TERRITORIO DE ESPAÑA. PARA ENVÍOS INTERNACIONALES CONSULTAD EN NUESTRO MAIL.


El pago se realizará por transferencia (o ingreso) bancaria al siguiente número de cuenta:



Titular: Begoña Pérez Ruiz
            Banco Santander,  Nº de cuenta: ES89 0049-3154-46-2194018107 (Getafe)


Por favor, indicad el nombre del comprador como concepto a la hora de hacer el trámite bancario. 

Una vez hecha la transferencia tenéis que mandar un e-mail a elpoderdeunnombre@gmail.com,  indicando el nombre del comprador y la dirección de envío. Así mismo, es importante que nos indiquéis si queréis el libro dedicado y nombre de la persona a la que va dirigida la dedicatoria.


¡MIL GRACIAS POR LEER MIS HISTORIAS Y VIAJAR A TRAVÉS DE MI UNIVERSO!

LANSIÚ GODANÉ

miércoles, 6 de abril de 2016





"Si damos gracias, no es al astro que despierta nuestros días.

            Si damos gracias, no es por el manto verde que ama 

nuestro suelo.
        
   Si damos gracias, no es por el agua, enamorada de 

nuestros caminos.
           
Si damos gracias, ni siquiera es por las voces, con las que 

podemos cantar.

            
Si damos gracias es por la vida que nos permite ser leónidas.

            Si damos gracias es por nuestros Vinias que protegen 

nuestros anhelos.

            Si damos gracias es por nuestros sueños que conceden 

libertad.

            
Si damos gracias es por la esencia que nos empuja a vivir en

 armonía."

Traducción del leónida del Lansiú Godané (la gratitud a la vida), himno del planeta Leónidas.

"(...) Aquellos la deleitaron con sus maullidos de tal manera que quiso premiarles mutándoles en seres más robustos e inteligentes, a la vez que majestuosos, si bien no podían ser seres de luz como ella, pues Shantina le advirtió que ningún ser así podía ya moldearse lejos de Origo. Y cobrando forma antropomórfica, hollaron por primera vez los leónidas aquella tierra y viéndose bien recibidos y arropados por la musical brisa de Mistral, alzaron sus voces, que resultaron ser las más hermosas de la Creación y cantaron el Lansiú Godane en agradecimiento. Dracnia lloró al escucharles, como no podía ser de otra forma, extasiada por aquel sonido místico y grandioso. Y los leónidas, que habían nacido dotados de la naturaleza más sensible que anidara el universo, lloraron de dicha acompañando a su progenitora...)" 



¡MIL GRACIAS A TOD@S LOS QUE ME APOYÁIS, 

TANTO SI LEÉIS AZUL, COMO SI NO!



------------------------------------------------------------------------



Dibujo de Dragona Todd

CIERRE TEMPORAL

miércoles, 9 de marzo de 2016

Hola buena gente,


Llevo unos días pensando en esta entrada, aunque no fue hasta ayer por la noche, sin poder dormir, cuando me decidí a escribirla. Lo confieso, estoy muy cansada últimamente, sobre todo estoy agotada a nivel emocional, de una manera que, si sigue así, me temo que acabe en depresión. Por lo que he decidido cortar por lo sano.

 Este blog tiene ya casi un año de vida y los que me conocéis  hace tiempo sabéis que lo monté con el primer objetivo de dar a conocer mi novela Azul, el poder de un nombre. Samidak (publicada en noviembre pasado). Evidentemente, puesto que me encanta leer, y para no aburrir sólo hablando de mis mundos, también dediqué el blog a reseñar mis lecturas. He de confesar, más bien reiterar, pues ya os lo he comentado antes, que no esperaba que mi blog tuviera la más mínima acogida y sobre todo no espera encontrar en la blogesfera a gente tan maravillosa como la que he conocido.
Pero, por desgracia, y volviendo a mi misma y mi propio estado actual, me siento apática y sin deseo alguno de seguir manteniendo el blog de manera habitual, sin ganas de escribir mis reseñas, ni hablar en él de mis propios mundos.

 Esto se debe a mi propio egoísmo como autora de mi novela publicada, pues desde que salió a la venta he gastado mucha energía mental y física en su promoción. Cada día esperando, hasta la obsesión,  que aparezcan más reseñas de mi libro, que surjan más comentarios o simples agregados en Goodread… y desesperando, en contraposición, con la facilidad con que esto ocurre cuando se trata de una novedad de una editorial más grande que la mía, un autor reconocido o popular… La esperanza no es algo bueno del todo, no es de extrañar que estuviera en la caja de Pandora donde se guardaban todos los males. Es culpa mía recurrir con tanta frecuencia a ella y no a la realidad.


Y sobre todo no puedo imponer mi libro a nadie, la lectura es un derecho que se ejerce con total libertad. Es evidente que cualquiera de vosotros preferiréis leer un libro de un autor que ya conocéis o un libro del que  habéis oído muchas referencias,  antes que el mío. En realidad el error es de mi persona y de los graves, pues pretendo convertir a mi historia, mi pasión, mi mediavida, en un producto, en algo vendible. Y eso es horrible, puesto que yo escribo por pura necesidad vital, porque adoro hacerlo, no porque me tengan que comprar a mis personajes como si fueran mercancía. En ese orden de cosas, he reflexionado en cómo mi obsesión como autora por ser vendida y leída no me hace bien alguno, todo lo contrario.

Además, estoy más que orgullosa de lo que he conseguido hasta ahora, aunque sé que es mínimo y muchos de vosotros lo consideréis ridículo. Lo cierto es que he vendido casi 200 ejemplares, que no es un número enorme comparado con un gran libro, pero la primera edición del mío es sólo de 500 ejemplares. Y lo importante, para mí, es que la gran mayoría de mis ventas son de gente que no conozco, pues no soy especialmente social ni popular, apenas tengo amigos. Con lo cual muchos de los que me han comprado, eligieron en la librería mi desconocido libro entre otros muchos más afamados. Eso me hace muy feliz. Pero lo que más me llena de orgullo, es que muchos de los que me han leído han disfrutado de mi historia, les ha gustado lo que he escrito. Eso, para mí ego y mi necesidad de reconocimiento, es una maravilla. Ya me da igual que mis lectores no se cuenten en números grandes, pues cuando escribía la historia tampoco pensaba si quiera en que alguien pudiera disfrutar leyéndome. Creo que he de volver a ese nulo objetivo primario y renunciar a otros, para así no deprimirme.

Por ello,  he decidido apartarme un tiempo de la blogesfera y volver a mi pequeña isla que es la escritura de mis mundos, mis cuentos, mis poemas, sin esperar nada más a cambio, que disfrutar escribiendo. El karma cósmico será el que decida si la segunda entrega de Azul será publicada (los que queráis leerla, no os preocupéis, que escrita ya está y sólo faltan las correcciones, la leeréis aunque no salga como libro, aunque no tenga dinero para una nueva coedición). Y ese mismo orden que rige todo, decidirá si más gente se acerca a leerme, yo, de momento, no voy a volver a obsesionarme con la promoción a través de mi blog y sólo lo haré en pequeñas presentaciones con libreros amigos (siempre son amenas y distendidas, aunque sólo vengan cuatro personas).

Esta despedida se me está haciendo muy larga, perdonadme, sólo quiero añadir mis mil gracias y abrazos a todos los que os asomáis por mi blog y muy especialmente a todos los que leéis Azul y me apoyáis. Creo que este cierre será sólo temporal, un hasta pronto y no un hasta siempre. Espero, sinceramente, volver a tener los ánimos a tope para publicar de nuevo reseñas en mi blog. De momento, en lo que respecta a la blogosfera, me limitaré a mirar de vez en cuando a los blogs que más sigo. Pero, ahora mismo sólo siento deseos de perderme en mi isla-refugio , esa en la que soy feliz cultivando mis dos mayores pasiones: leer y escribir.

¡ARRIBA LOS AZULES!



*El ganador del sorteo del ejemplar de "Vango" que se encuentra abierto hasta el 12 de marzo, será anunciado en mi cuenta twitter.



SORTEO DE UN EJEMPLAR DE "VANGO"

domingo, 28 de febrero de 2016


¡Hola a tod@s, buena gente!


Una breve entrada para anunciar algo que, por desgracia, pocos habéis pedido, pero yo he gritado y suplicado por ello a los cuatro vientos: 

¡¡Al fin este próximo mes de marzo se publicará la segunda parte y conclusión de "Vango"!! Sí, esa magnífica novela juvenil, mi favorita de todo lo que leí en 2015, y cuya reseña tenéis en mi blog en este enlace "Vango" para que, los desdichados que aún no sepáis de la existencia de esta joya, la conozcáis un poco.

Además, está nominada para los premios "Templis 2016", en la categoría de saga extranjera. Espero que gane este 5 de marzo. Y para celebrar todo esto, la editorial me ha hecho llegar un ejemplar que voy a sortear entre todo aquel que quiera leer uno de los mejores libros juveniles escrito en años.


Las reglas para el sorteo nacional (SOLO ESPAÑA, lo siento) son muy sencillas:




1. Seguir mi blog (deja un comentario en esta entrada también)

2. Hacer un RT del tweet del sorteo que encontraréis fijo en mi cuenta de twitter: @Samimekesak







¡NO DEJÉIS DE PARTICIPAR!

(hasta el 12 de marzo)






LAS LUNAS DE MARZO

viernes, 19 de febrero de 2016



Ficha bibliográfica:



Título: Las lunas de marzo

Autor: Sofía Aguerre

Editorial: Escarlata ediciones

Precio: 13.90 €


Sinopsis: Estamos en 1871. Mina Strolz, hija mayor de una de las familias más influyentes del pueblo vienés de Glühwürmchen, siente que su agradable y relajada vida comienza a desmoronarse cuando su madre cae gravemente enferma de un extraño mal. Buscando la cura milagrosa, acudirá a la bruja que habita en el bosque. Pero la enfermedad de su madre, y su encuentro con la bruja Svenja, sólo es el comienzo de una serie de misterios y desgracias que se abaten sobre su hermoso pueblo y sobre su familia. Infortunios que parecen materializarse en la figura de Maximilian Eisler, un extranjero seductor y enigmático que acaba de llegar a Glühwürmchen. Mina tendrá que averiguar de dónde surge la maldición que parece envolver el bosque y a todos los suyos, mientras que trata de entender y oponerse a la atracción irrefrenable que siente hacia Maximilian.



Hola, buena gente,

Los que ya me conocéis, sabéis que a menudo comienzo mis reseñas con confesiones, a veces grandes, otras minúsculas, pero siempre necesarias. Esta vez no haré excepción al respecto, pues antes de nada he de confesaros que soy orgullosa amiga de la autora del libro que hoy les presento. Conocí a la simpática Sofía Aguerre a través de la blogosfera y estoy más que contenta de ello, es otra de esas personas maravillosas que he ido conociendo en mis redes sociales a base hablar de mi libro y mis lecturas. Por desgracia, ya que ella es de Uruguay, no la conozco en persona (algún día, my dear friend), pero la distancia no me impide hablar a menudo de libros con ella, porque es un amor de persona. En cuanto me comentó que su novela estaba editada por una editorial de Barcelona, ediciones Escarlata, me sentí muy feliz, pues creía que no podría leerla en breve. Corrí a comprar su libro Las lunas de marzo y tras su lectura no puedo estar más contenta con mi compra, y con el descubrimiento de esta joven autora. Tan sólo lamento que Sofía ande tan lejos y no pueda firmarme su historia. 
Siempre que te acercas a la lectura de algo escrito por una persona que conoces directamente, de entrada no puedes evitar cierto miedo por el compromiso emocional que supone. Es por ello mismo, que mis primeras lectoras cero ignoraban totalmente que yo era la autora del manuscrito que leían, dentro de lo posible no es bueno condicionar esa lectura virgen con juicios subjetivos. Así que, cuando me dispuse a leer la historia de Sofía me era inevitable ser acompañada por ese espectro receloso que es tu propia conciencia, suplicándote que la lectura no te defraude y te guste un mínimo. Lo mejor de todo, en este caso, es que pude exorcizar a mi propio espectro al poco de empezar a leer la prosa de Sofía y quedar atrapada por la magia de su historia y su cuidada prosa.


La autora en un encuentro con lectores de su país

Pero antes se seguir hablándoos de lo mucho que he disfrutado de este libro, una más que grata sorpresa en el panorama de la literatura juvenil hispanohablante, he de comentaros que el trabajo que hace la editorial que lo ha publicado, Escarlata Ediciones, es más que digno de elogios. Es una pequeña editorial nacida en 2015 y con sede en Barcelona, montada por gente joven como proyecto de fin de máster y que tiene el firme y loable propósito de hacerse un hueco apostando por autores de lengua castellana, nuevos talentos, en contraposición con el bombardeo continúo de autores anglosajones. Yo, como autora novel con un futuro más que incierto y con la obligación de haberme visto forzada a coeditar para publicar mi libro, sólo puedo aplaudir y apoyar un proyecto semejante y espero que tengan éxito, pues el de Sofía no es el único libro que pienso leer de su fondo. Os invito a tod@s a que apoyéis a esta pequeña y valiente editorial, con un reducido aún catálogo de libros románticos y juveniles.



Hablando con Sofía a propósito de nuestras creaciones literarias y nuestros esfuerzos narrativos, me comentaba que la suya no era tanto una novela de acción, como sí una de personajes. Yo, aunque soy una lectora muy apasionada del género fantástico, libros donde la acción suele primar, ante todo soy amante de los personajes de cualquier buen libro. Si los personajes no están suficientemente bien construidos como para creerlos vivos, da igual que sea una historia real o fantástica, abandono la lectura en cuanto noto que me es indiferente que les ocurra cualquier desgracia o alegría. En este sentido, la novela de Sofía es impecable y tan sólo siento que no sea más larga la historia para haber conocido más de sus personajes, especialmente el mundo de las brujas y la vida de la madre de Mina antes de casarse. Pero discrepo con Sofía en cuanto a lo de que su historia no tiene acción, pues, aunque no es ese su fuerte, sí tiene la justa y necesaria dosis, y el final, pese a lo precipitado, no deja de ser emocionante.

La historia está escrita en primera persona por Mina Strolz, una joven de familia adinerada, con un carácter fuerte, aunque ella se sienta poco valiente. Desde el principio adoré a la protagonista, quizás porque tengo debilidad por el nombre de Mina, desde que leí ese gran clásico de la literatura de terror que es Drácula. Pero no os equivoquéis, la Mina de Las lunas de marzo, tiene aún más peso en la historia que su homónima vampírica, aunque ambas comparten un destino maldito y sobrenatural. No sólo el personaje de Mina es grandioso, también lo es Maximilian Eisler, el atractivo y misterioso extranjero que se cuela en la tranquila vida de todos y cuyo magnetismo parece más propio de un vampiro psíquico que de una persona normal. Nada más puedo decir sobre él y su relación con Mina sin caer en spoilers. El resto de personajes, con mayor o menor peso en la historia, no dejan de estar bien trazados y dar forma a una historia creíble y mágica a la vez, cuyo misterio te atrapa desde el principio hasta su desenlace. Sólo hasta el fin de la historia llegas a vislumbrar qué está realmente ocurriendo y quién es quién en realidad. Aunque me hubiera gustado que este final fuera más alargado y rico en detalles, pero siempre puedo esperar a que Sofía decida retomar sus personajes y hablarme más de toda su historia y el mundo de brujas que les rodea.

Me encantó, por supuesto, que la historia estuviera ambientada en el siglo XIX, en uno de esos pueblos de Viena rodeados por un tupido bosque, lugar siempre propicio para personajes mágicos propios de cuentos clásicos oscuros, como las versiones originales de los hermanos Grimm.



Quedé gratamente sorprendida de una historia tan bien hilvanada y original a la vez, más viniendo de una escritora tan joven, no más de 23 años, algo que no es muy habitual en el panorama literario actual. Sé que aún tiene que pulir su estilo y su narrativa, de forma que sus historias sean más redondas todavía, pero yo he leído numerosos libros afamados y aplaudidos por la moda del momento con muchos errores más que evidentes en su construcción y con fórmulas copiadas de otros libros reputados, y el de Sofía supera en calidad a esas copias.


Vuelvo a reiterar, pues es otro aspecto que me ha fascinado, la prosa cuidada y elegante de Sofía, que no por ser sencilla deja de ser hermosa y un deleite para cualquier buen lector, ojalá abundara este tipo de escritura en el panorama de literatura juvenil actual. Por eso desde aquí os pido que deis una oportunidad a este libro, será difícil que no os enamoréis de la historia y de su prosa altamente recomendable. Yo sólo deseo dos cosas más al respecto: seguir leyendo a Sofía y poder tomar un té literario con ella algún día.


Post antiguo Home